Seguidores

lunes, 1 de enero de 2018

Cuando tu peines los cabellos plata



Cuando tú peines los cabellos plata
.
.
Si cuando llegue el tiempo he de estar muerto
Y no pueda cantarte ya mis versos,
¿Podré yo dialogar contigo,  pienso,
En la eternidad mágica del tiempo…?
.
.
Quizás si logro diseñar tú casa
Y tú me veas en paredes blancas
O desde el alfeizar de tus ventanas,
Hablaré contigo en las mañanas
Si presientes que estoy, desde tu cama,
En cada paso que tú des, descalza
En la cocina, tal vez la sala,
Pues los detalles de tu nueva casa
Me llevarán a tu memoria clara,
Cuando tú peines los cabellos plata
Renovaremos nuestras esperanzas
Del secreto amor, mujer amada,
Dialogaré contigo hasta el alba
Y hasta pudiera yo cuidar de ti,
Si habitara en los espacios de tu casa,
Ser compañía si estuvieses sola,
Cuando sales, cuando llegas o descansas…
Tal vez hasta enviarte mis poemas
Desde el fondo mágico del alma.
Cuando tú peines los cabellos plata
Seré el testigo de tu larga vida,
Te robaré un beso en las madrugadas
Llorar contigo cuando la tristeza
Brote de tus ojos esmeralda,
Estar presente en esos instantes
Cuando ensayes pasos de tu danza,
Cuando despidas a tus hijos grandes
En el momento que dejen la casa…
Ponerte flores siempre en esa mesa
Donde lees mis poemas y trabajas
Para que sientas mi presencia clara.
Para que veas mis manos en paredes,
En estantes donde guardas las toallas,
Para ayudarte a cerrar portones
Cuando retornes cansada, muy cansada…
Y también inventare la forma
De servirte el desayuno en la mañana,
o quedarme para siempre en tu estudio
En el alfeizar de tus ventanas,
En tu jardín de las flores infinitas,
En el recuerdo de tus esperanzas…
Quizás si logro diseñar tu casa
Será la forma de estar siempre contigo
Cuando de pronto  la vida se me vaya
Y si deseares conversar conmigo
Sólo acaricia tus paredes blancas,
Camina descalza en los pasillos
O arrúllame con pasos de tu danza
Que yo estaré detrás de los espejos,
Donde se luzcan tus cabellos plata
Se refleje tu sonrisa deliciosa
Y la hermosura de ojos esmeralda…
Quizás así la eternidad… será la magia
Que permita acompañarte desde el alma:
Cada instante, una larga caminata
Y cada inspiración una esperanza.
.
Así mi promesa: “siempre te amaré”
No han de ser tan sólo tres palabras
.

.
Federico L.M. de LUQUE
Derechos Reservados




martes, 14 de noviembre de 2017

Eternidad Azul


Eternidad Azul
.
Llovizna en la nostalgia de intemporal memoria,
la niebla enciende, lejos, el iris al trasluz,
tus manos en las mías escriben esa historia
de amores y poemas, de eternidad azul…
.
En tu mirada mágica y lágrimas claras,
hay verde profundo que me ha dado la luz,
hombre deslumbrado que con pluma y palabra
enamoró el misterio que representas tú…
.
Escribiendo entre tinieblas hasta el alba
rodée con mis palabras de toda latitud
y acaricie con ellas el cielo de tu alma,
.
comprendiendo así que tu serias la luz.
te seguiré amando como desde la infancia
y también desde mi tumba en quietud...!
.
.
Federico L.M. de LUQUE

Derechos reservados




lunes, 13 de noviembre de 2017

No te Lastimaría



No te Lastimaría
.
.
No te lastimaría
con un pétalo de rosa,
ni con mi palabra fría.
.
No te lastimaría
con la sombra de un eclipse
que cruce el cielo, algún día.
.
No te lastimaría
Con las gotas del rocío,
o palabras de poesía.
.
No te lastimaría
con mi alma que te ama
e idolatra, amiga mia.
.
No te lastimaría
Al recibir tus dulzuras
que conservan mi vida.
.
No te lastimaría
con suspiros ni latidos
del alma, en poesía.
.
No te lastimaría
con trinar de pájaros
ni de alondras persuasivas.
.
No, no te lastimaría
Aunque niegues tu mirada
A mis ojos algún día.
.
No te lastimaría
porque eres dueña del cielo
que en mi ilusión cabía.
.
y porque eres mi musa,
mi tormento de belleza y de luz,
mi poetisa...
.

Federico L.M. de Luque
Derechos Reservados



miércoles, 20 de septiembre de 2017

Vaivenes




Vaivenes

.

"…Ay…! los vaivenes... del alma...
en la fiesta del amor
que tiene la especie humana,
cuando la celebración
hacia su clímax avanza
y pétalos de la flor,
porque se siente amada,
oprimen al invasor
suavemente, cual si nada,
- nada menos que el amor -
que sobre ella derrama..."

.

Federico L.M. de LUQUE

Derechos Reservados

miércoles, 9 de agosto de 2017

Cuando las Sombras...


“Yo sé que estoy en espera de lo desconocido.”
“Un presagio madura tristemente mi pulso…”

María Elena Walsh

Cuando las sombras…


Cuando las sombras caigan en mis ojos,
Para entonces han de estar vacíos,
Rendidos, asustados, temblorosos
Y fríos…!

Mi corazón detendrá su marcha,
Mis pasos, el andar del camino
Y en el alma quedarán amores,
Muy míos…!

Las alegrías y las tristezas
Acompañantes del destino,
Subsumidas siempre en mis poemas
Y a su abrigo…!

Quisiera de ti despedirme
Besando tu rostro sorprendido
Y el “adiós” de tus labios al irme,
Por siglos…!

¡Ay!, si leyeses mi poema,
Antes que se detengan los latidos
Del corazón ardiente del poeta,
Federico…!



Federico L.M. de Luque
Derechos Reservados




“Que de campanas en la sangre tengo…
Cada vez que me olvido de la muerte.
Pero sucede que ella no me olvida…”


María Elena Walsh

sábado, 29 de julio de 2017

Abrazándote en mi Pecho



Abrazándote en mi pecho.


Gira La Luna, La Tierra,
también el Sol y el tiempo,
y el devenir de mis letras
que escribo en mi cuaderno...

He cantado en mis poemas
al paso del Universo,
siempre detrás de la esfera
que atraviesan mis silencios…

Esta soledad me encuentra
cada vez con más empeño,
tal parece que quisiera
caray!!, darme por muerto...

Mas de ochenta primaveras,
igual cantidad de inviernos
y la orfandad, que yo sepa:
se trata de otoños lentos...

Del recuerdo de quimeras,
aunque las más, no se dieron,
las luces de las estrellas
parecen estar tan lejos...

Reservada mi parcela
y reflejado en espejos
que tengo frente a la mesa
ay!!, que sólo que me veo...

En vísperas de tristezas,
de agonías sin término,
finalizaron las fiestas,
de tus amores tus besos...

De rosas y azucenas,
ilusiones y deseos
de escribirte mil poemas
uno tras otro, en secreto...

y que tú los respondieras,
aquellos felices tiempos,
tarde, antes que amanezca
me iluminabas el cielo...

Más el crepúsculo espera
y no tengo ni el consuelo
de terminar estas letras,
abrazándote en mi pecho...!!!



Federico L.M. de Luque
Derechos Reservados



viernes, 20 de enero de 2017

Morir de Amor



Morir de Amor

Soñé contigo...

Se oía el piano, había una rosa en el teclado,
Yo con mis manos acariciando tu cuerpo amado,
Algunos pétalos sobre tu pecho, desparramados,
Que uno a uno y con mis labios los he tomado...!


Dios fue testigo...

De esos sueños, múltiples sueños y de otros tantos,
Con despertares amanecidos en sus quebrantos,
De las tristezas enrojecidas por tanto llanto,
Que de tus ojos y de los míos fueron llegando...!


Porque no ha sido...

Lo que no ha sido (y nunca ha sido), en estos años?
Porque poemas (y más poemas), ningún orgasmo?
Porque encontrarte con diferencias de treinta años?
Que hizo imposible lo ya imposible y otros quebrantos.-.!


Vendrán los siglos...

Porque el amor que por ti siento se ira afirmando
Pese al abismo, todo el abismo, que duele tanto,
De esta etapa que ya termina y será mi tránsito
Hacia esperanzas de otra etapa que está llegando...!


Tan cristalino...

En otras vidas, de otro estío, más perfumado,
Valdrá la pena, mujer del alma, haberte hallado,
Tal vez la muerte tendrá sentido y enamorado,
He de esperarte detrás del viento hasta encontrarnos..!


Estremecido...

Porque los siglos serán instantes de un hasta cuando,
De un hasta que, de un hasta donde y aun temblando,
Has de ser mía, tan sólo mía y quedo pensando,
En noches buenas y madrugadas del nuevo año…!!!



Federico L.M. de Luque
Derechos reservados


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Me despiden...!!!





“Ya casi soy nadie…
Soy tan solo ese anhelo
Que se pierde en la tarde…”

Jorge Luis Borges


Me despiden…


Florecen Jacarandás,
Así se viste de historia 
Buenos Aires, mi ciudad.
Encrucijada de estrellas,
Que siempre ha de perdurar
Con las Tipas entre ellas
Y Lapachos, más allá…
Los colores de sus flores
Y sus sombras Ay!!, tan bellas,
Me despiden Hoy, Acá…!!


Federico L.M. de LUQUE
Derechos Reservados


21 de noviembre de 2016
(Ese día escribí lo que creía sería mi último poema)




jueves, 27 de octubre de 2016

Mis Palabras y mi Tiempo.


Mis palabras y mi tiempo

Cada vez que alguien repita
las palabras de mis versos,
he de cantar desde el alma
del que lea, mi recuerdo...

Los insomnios de mi vida,
las ansias y los misterios,
el tañido de campanas
que escuché con cada beso…

La muerte estará vencida
si pretende verme muerto,
cada día en tu ventana
habrá una flor, algún verso…

Yo que he escrito poesía,
alimentando mis sueños,
cantando a la esperanza
de permanecer en ellos…

Hasta mi agónico día
escribiré algún soneto,
la inspiración del alma
me responderá con éxito…

Contigo musa querida,
con tu mágico recuerdo
y con tu verde mirada,
reflejada en los espejos…

Sé que cuento...!!!


Federico L.M. de Luque
Derechos reservados


viernes, 30 de septiembre de 2016

Una Madrugada


"En el crepúsculo de la tarde me siento siempre triste,
al escuchar la campana
Yo no sé si podré escucharla otra vez,
mañana"

Anónimo




Una madrugada

Hermosas te quedan mejillas rosadas
así como estas, dormida en tu almohada,
leves movimientos los noto en tu cara,
(tal vez me presientes cerca de tu cama)
y yo que no quiero molestarte en nada,
voy y me retiro allende tu casa,
sólo que al pasar por paredes blancas
un brillante espejo repite mi cara...
espero que quede mi cara grabada,
por si tú me lees, sin creer en nada
tu espejo te diga que estuve en tu casa
muy sencillamente con estas palabras:
Mientras tu dormías una madrugada
ha venido Fede, dijo serenatas,
en silencio puro, sin pulsar guitarra
Sólo con nostalgias, querida muchacha!


Federico L.M. de Luque
Derechos reservados




lunes, 15 de agosto de 2016

Final



Final

Te vas ... siempre te estas yendo...!
me asomo al espacio y no te veo,
deseo besarte... no te tengo,
mis manos vacías es lo que yo siento,
nostalgia infinita que llega a los cielos
deseando alcanzarte... pero no puedo,
te escapas de mi desde los espejos
- cristales vacíos y ya tan deshechos -
y atraviesas todo el universo,
quisiera morir, si con eso puedo
tratar de alcanzarte quizás en el cielo,
ya que no he podido ni con cien mil versos
tenerte por siempre asida a mi cuello...
cada vez que sales yo me desespero,
siempre estas volando... siempre tan lejos...
te vas... siempre te estas yendo...!
Me dejas tan sólo que me voy muriendo
mira entre las nubes, amor, bien adentro
y ponte justo en el límite del viento

que ya estoy allí y necesito un beso...!

Federico L.M. de LUQUE
Derechos reservados



jueves, 2 de junio de 2016

Temblores del Tiempo


Temblores del Tiempo
 
Sueño tu boca entreabierta,
pero tu voz en silencio,
ya no tengo tu respuesta
de los lirios y los besos...
 
Imposible abrir la puerta
de aquellos momentos nuestros.
mi soledad es tristeza
y muy profundo el silencio...
 
Inacabable epopeya
que al final me encuentre muerto
siento el cielo, las estrellas,
tus manos, tibios recuerdos...
 
Tantos años de poemas,
versos de amor de mi pecho,
que se han ido tras las huellas
dejándome sólo ensueños...
 
Hoy nos lastiman las penas
y me dueles en el cuerpo,
como una triste quimera
del amor que te profeso...
 
En ocaso de acuarelas
veo en sombras mi universo,
mi final es cosa cierta
sin percibir tu consuelo...
 
Sólo humedad de la hierba
del otoño de mi invierno,
siento temor a la tierra
que ha de cubrir mis huesos...
 
Atravieso así la niebla
por ámbitos muy inciertos
y mi mundo de tristezas
se derrama en desconsuelo...
 
El hastío de escaleras
de mi casa, los espejos
que atormentan a mis letras
cuando escribo algún soneto...
 
Hace días que me tiemblan
mis ideas y mi cuerpo,
los años que manifiestan
de los temblores, el fuego!!!
 
Algo carentes de estética
percibo ahora mis versos,
las letras sin sutilezas
me conducen al infierno...
 
Mi obra, la verdadera
quisiera dejar en verso,
mas sufro las inminencias
de los temblores del tiempo...!
 
Mi sangre aun en la hoguera
y el alma en su loco empeño,
dibujarán los poemas
que me inspires, en silencio...!!!
 
 
Federico L.M. de Luque
Derechos Reservados